International Westlife Fan Club
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  GaleríaGalería  CalendarioCalendario  MiembrosMiembros  RegistrarseRegistrarse  FAQFAQ  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 capítulos 27 y 28

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Nikyta
Fan de Oro
Fan de Oro
avatar

Westlife Favorito : Nicky
País : SPAIN
Mensajes : 331
Edad : 28
Humor : unico
Libra Serpiente

MensajeTema: capítulos 27 y 28   Vie Mayo 07 2010, 17:43

CAPÍTULO XXVII: UN PESADO VIAJE

Pyret había estado hablando con sus padres al menos una vez por semana, les mandaba mails con fotografías de las niñas y de Nicky y la verdad es que los añoraba mucho. Se acercaba el verano y Nicky y ella habían estado hablando sobre las vacaciones, pero con todos los preparativos para la boda aún no habían decidido dónde ir, hasta que a Pyret se le ocurrió que igual podían viajar a España para visitar a sus padres.
Nicky comprendía la ilusión de su chica y, aunque no le gustaba demasiado la idea de tener una reunión familiar y menos aún de lo que había ocurrido ese año, aceptó sin quejarse, aunque se le daba muy mal disimular su falta de entusiasmo, algo de lo que Pyret se percató sin hacer comentario alguno.

- P:¿puedo preguntarte porqué de repente pusiste mala cara?
- N: no es nada…
- P: dispara, qué ocurre, y no me intentes ocultar nada…
- N: es sólo que no sé si me apetece una reunión familiar en este momento, pero si es lo que quieres, iremos y me callaré.
- P: no quiero que te calles, ni que finjas, sólo que me comprendas y dejes de murmurar…
- N: tienes razón. Lo siento. Tienes todo el derecho del mundo en querer ver a tus padres, y más ahora que acaban de ser abuelos – dijo sonriendo y abrazando a su prometida.

Sólo una semana después los dos estaban con las niñas en el aeropuerto de Dublín. Era un viaje de dos horas hasta Valencia, pero a Pyret se le estaba haciendo eterna la espera, y no solo porque Krystel no dejaba de llorar y la estaba sacando de sus casillas, sino porque estaba deseando llegar a casa de sus padres y poder descansar.
Nicky notó que Pyret no estaba muy cómoda, así que se ofreció a pasear a Krystel por la terminal a ver si se calmaba, mientras que su chica se quedaba con Katia, que se había quedado dormida en sus brazos. Krystel al fin se calmó y Nicky se sentó junto a Pyret, quien apoyó la cabeza sobre su hombro, y éste respondió dándole un beso en la frente y pasándole un brazo alrededor para abrazarla.

Al fin embarcaron y a las dos horas habían llegado ya a Valencia. Las niñas aún dormían, así que mientras Pyret se quedaba con ellas algo apartadas de la multitud, Nicky fue a buscar las maletas. Los estaba esperando el padre de Pyret, quien, a pesar de conocer toda la historia desde el principio parecía sorprendido al ver que todo era verdad.
- P: papá, este es Nicky, mi prometido, ésta es Katia, y ésta es… – Krystel..., dijo el señor Omenainen.

Capítulo XXVIII: ¿UNA FAMILIA FELIZ?

- Señor Omenainen: Bueno chicos, no os quedéis callados, ¿qué me contáis?, ¿qué tal fue el vuelo?, ¿cuánto tiempo os pensabais quedar por aquí?
- Pyret: papá, ya basta, esto parece un interrogatorio, el pobre Nicky se va a asustar – dijo sonriendo a su chico.
- Nicky: no importa, en absoluto. El viaje fue regular, la verdad es que viajar con niños no es lo que se debería considerar precisamente vacaciones. Y sobre cuánto nos quedaremos, no lo sé, creo que depende de su hija decidirlo, yo sólo soy un invitado acá.

Krysten se despertó de pronto y nada podía hacer Nicky para calmarla, pero por suerte llegaron pronto a casa del padre de Pyret. En cuanto bajaron del coche Pyret cogió en brazos a la niña y Nicky despertó a Katia, mientras que el señor Omenainen cogía las maletas. Tenían solo un rato para cambiarse de ropa y descansar, porque el padre de la chica había reservado una cena con su mujer y su hija pequeña Olalla en un restaurante. Hacía mucho que Pyret no veía a Olalla y a su madre y la verdad es que le apetecía más bien poco tener que aguantarlas, pero puso buena cara y se resignó, aunque a Nicky no le podía engañar.

- N: cielo, ¿estás bien?
- P: bueno… considerando que tendremos que aguantar a una bruja más rara que un perro verde y a su hija repipi… sí, estoy estupendamente.
- N (riendo): ¡venga ya! Los dos sabemos que te gusta exagerar las cosas, no creo que sean tan malas.
- P: eso ya lo veremos (dijo ella besando a su chico).
Pero Katia de pronto apareció justo por detrás de la parejita…
- K: papi, ¿Dónde vamos a ir?
- N: vamos a cenar con la hermana de Pyret. Si mal no tengo entendido no es mucho mayor que tú, así que podréis jugar a algo.

- K: ¡Qué bien! ¿cómo se llama, Pyret?
- P: se llama Olalla, ya la conocerás, no impacientes, pequeñaja.
- K: ¡yo no soy una pequeñaja! – y los dos chicos se rieron sin poder evitarlo.
- Señor Omenainen: bien, ¿nos vamos? Es casi la hora.

En el restaurante Pyret intentaba disimular su agobio para que la velada fuera lo más amena posible para todos, y Katia y Olalla le hacían carantoñas a Krystel, que las miraba sin entender nada.
- Señor Omenainen: Olalla, cariño, no agobiéis a Krystel.
- P: tranquilo papá, mientras no llore pueden jugar con ella.

En ese preciso momento sonó el teléfono de Nicky, y el chico se levantó de la mesa disculpándose para cogerlo.
- N: ¡Hola Marky! Oye, lo siento tío este no es el mejor momento, estoy en una cena con el padre y la madrastra de Pyret, y creo que a ella le va a dar un telele como no se acabe ya la velada.
- M: ¡Hola! Vaya, interesante, ya me darás detalles de cómo fue el conocer a tu suegro. ¡Por cierto! Casi me olvidaba del motivo de la llamada… Kevin y yo nos vamos a casar, dentro de un mes, espero que vengáis…
- N (atónito): eh… claro, ¡felicidades! Oye, ya te contaré, un saludo Marky, voy a salvar a mi chica de tener un infarto.
- M: ¡jajaja! vale Romeo, ¡cuídate! Y dales un beso a tus niñas de mi parte, ciao ciao!
Pyret se fijó en la expresión que traía Nicky y le miró preocupada
- P: ¿ocurre algo?
- N: no, no es nada, ya conoces a Mark y su forma de dar noticias, casi me da un infarto por su culpa. Dice que se casa dentro de un mes.
Pyret lo miró sorprendida, con cara de casi haber visto un fantasma, mientras Nico sonreía porque era la misma cara que se le había quedado a él.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.njkyta.skyrock.com
 
capítulos 27 y 28
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Secretos, nadie es inocente - Capítulo 04
» Secretos, Nadie Es Inocente - Capítulo 6 Y 7
» Crónicas de la Maricabra - Nuevos capítulos
» Tiempo de producción y de circulación ( Karl Marx . El Capital Tomo II. Capítulos XIII y XIV)
» Fatmagul Capitulo 22-23 Español Latino HD

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Westlife Home :: Interactivo :: Westlife :: Fantasía o realidad-
Cambiar a:  
Westlife HomeWestlife Home Metroflog
Westlife Hong KongWords unspokenMark Feehily's LoversWestlife GRShane Filan NLWestlife Fan SiteWestlife Nicaragua
Foros gratis en ForoActivo | © phpBB | Foro gratis de asistencia | Contactar | Denunciar un abuso | foro gratis